El mismo juego, pero desde otro punto de vista:

29.05.2017

Aquí os dejo el relato que la Gatita de Sweet Kisses hizo a un grupo de amigas sobre su experiencia, que yo describí en el último post.

Según la Gatita, la historia fue así:

"Pues ....estaba de los nervios, como bien sabéis todas. Era todo una incógnita. Estaba desconcertada, pero no por ello expectante e inundada de ese morbo que te da la incertidumbre. En el bar, sentada en una mesa en un rincón discreto, y podría decir que hasta escondida, no sabía quién acudiría a aquella cita. Era totalmente a ciegas, fuera de mi zona de confort y sospechando de cualquier mirada y cualquier movimiento a mi alrededor....Y allí estaba yo, con ojos bien abiertos y asustados a la vez, hasta que ELLA inundó el bar con su llegada. Preciosa, segura , divertida.....Mmmmmm....Nos abrazamos , nos reímos y nos tomamos algo entre risas, miradas cómplices y un acercamiento sutil y sensual. Decidimos ir a un lugar más íntimo, donde al llegar, nos pusimos cómodas. No desestimó en nada: algo de musiquita , incienso ....un ambiente creado para disfrutar....y empezó regalándome un masaje para soltar toda la tensión de la espera anterior. Después nos besamos, saboreamos y catamos de nuestras mieles. Hubieron juguetes....intensos...ufffff....Era todo morbo y sensualidad. Experimentamos con nuestros cuerpos. Nada me molestó, nada me incomodó, más bien todo lo contrario. Me entregué a aquel encuentro intentando "regalar" lo mejor de mí, porque a mí sí que me regalaron una tarde de intenso placer y morbo. Sólo me quedó por decirle: Muchas gracias Dania."